El Hno. Ignacio Rueda Latasa y su obra

Hoy presentamos, de una forma un tanto especial, una nueva obra que se incorpora a la Biblioteca de Escritores Capuchinos.

Se trata del ensayo Las certezas del abuelo para jóvenes innovadores, obra póstuma del Hno. Ignacio Rueda Latasa que mandó a imprenta poco antes de fallecer y lamentablemente no pudo ver impresa.

 

El Hno. Tarsicio de Azcona nos presenta el autor y la obra de la siguiente manera:

“He aquí un libro póstumo, que costó al autor no pequeña atención, tanto para escribirlo como encarrilarlo hacia la publicación. El autor hablaba con frecuencia sobre el mismo, en particular y en la sobremesa. Y es que vivía a fondo el tema del pasado y de la modernidad, de la tradición y de la innovación en sus muchos aspectos y horizontes. El temperamento, la formación europea y la experiencia americana habían configurado su existencia de hombre, consagrado y publicista.

Comienza el relato con un recuerdo a sus abuelos, sobre todo al paterno, “a quien a pesar de todo le quería” (p. 5). Divide el libro en tres secciones, marcadas por un número. En la 1, proyecta un galería de personas y actitudes ante la vida. En la 2, trata de intuir la evolución religiosa, y en la 3, ofrece y receta 1023 aforismos o pensamientos, en realidad otros tantos latidos para el camino y la marcha de la vida individual y comunitaria.

El libro no tiene conclusión ni menos conclusiones. Pero tiene la contraportada final, en la que el autor desvela la finalidad última de su libro y nos ofrece un leve jirón de datos biográficos. ¡Ignacio, descansa en la paz perpetua!”

Y para conocer un poco más al Hno. Ignacio Rueda Latasa (Hno. Faustino de Pamplona) vamos a extraer unos retazos biográficos de la nota necrológica que muy cariñosamente elaboró el Hno. Gabriel Larraya.

“Su vida como sacerdote-misionero fue fructífera cultivando varias facetas en su apostolado y ocupando diversos cargos de responsabilidad, sobre todo en los 30 años vividos en Ecuador: párroco, superior, consejero viceprovincial, miembro del Secretariado de la CLAR en la sección de Comunicación, etc.

Como periodista fue director de El Mensajero de San Antonio y deVerdad y caridad.

Su inquietud social tuvo ocasión de plasmarla no solo en sus poemas, artículos literarios y en sus homilías, sino a través de los Cursillos de Cristiandad, en su etapa de Texas, colaborando con los cursillistas en un hospital-cárcel de drogadictos en Fort Worth, labor que mereció una carta muy elogiosa de parte de la dirección de la institución.

Desde estudiante tuvo inquietudes literarias y las plasmó en colaboraciones en revistas y en otros foros literarios, tanto en prosa como en verso, consiguiendo varios premios. También colaboró en algún programa de radio, en producciones discográficas y en el canal 2 de TV Guayaquil con El Cristo de nuestras angustias o en la serie Cuéntame tu problema. Desde su obra Latitud Cero (1972), una recopilación de poemas y colaboraciones publicadas en la prensa ecuatoriana, hasta su novela Romper aguas (2010), toda una colección de más de una docena de obras jalonan su trayectoria literaria, unas con su propio nombre y otras con seudónimos como Irulabe, Iñakiru, fray Lico. Y siguió escribiendo hasta el final dejando en la imprenta su última obra”.

Sobre su obra se puede consultar la bibliografía recomendada del OPAC  en el apartado de Biblioteca de Escritores Capuchinos.

Para más información sobre historia, servicios o contacto de la Biblioteca consulte en Recursos.

Y si quiere ver Boletines anteriores u otras noticias consulte en Actualidad/Biblioteca-Archivo.