Hoja parroquial, Enero 2016

 

Número 9 -Enero 2016
AÑO NUEVO

Comienza un nuevo año y con él un mundo de oportunidades se abre ante nosotros. El momento es propicio para reflexionar y aprender del pasado, disfrutar el presente y construir un futuro mejor.El ser humano construye su futuro día a día mediante sus pensamientos, palabras y acciones, y estas a su vez van moldeando el presente.

Algunos pueblos han incorporado a sus culturas la tradición de los propósitos a alcanzar en el año nuevo (New Year’sproposals). Cada persona se traza metas que hasta ahora no ha podido alcanzar o no se había planteado, y se hace el firme propósito de lograrlas durante el año que comienza. Esta tradición no está limitada exclusivamente a propósitos individuales, pueden plantearse también propósitos familiares, de grupo, sociales y hasta mundiales, y de esta manera poner un granito de arena para construir un mundo mejor, el mundo que todos en el fondo deseamos.

Yo había pensado que también podemos proponernos algo nuevo y sugerente de cara a mejorar la vida de nuestra parroquia. Imaginad a todos los parroquianos, o al menos los que asistimos y participamos en sus actividades, preguntándonos qué puedo hacer a favor de mi parroquia y haciendo un propósito concreto de colaboración en la misma.

Siempre podemos escoger entre vivir el mundo tal cual lo   conocemos  o  cambiarlo  en  el  que  deseamos.

Que este nuevo año nos brinde paz, amor, salud, armonía, unión,     felicidad y un corazón lleno de MISERICORDIA.

Noticias de la parroquia   

1.- Todo lo programado para el Adviento: Retiro, Colecta especial de Caritas, Celebración Comunitaria de la Penitencia, la Misa de Gallo  y el reparto del Evangelio del día, lo cumplimos con una buena respuesta. Lo más flojo, la asistencia al Retiro. Una pena, pues el P. Alfredo lo preparó muy bien.

2.- El domingo 13 de diciembre, el párroco y varios feligreses estuvimos presentes en la Apertura del Jubileo de la Misericordia en la catedral de Pamplona.

3.- El 12 tendremos un nuevo Consejo Pastoral de la Parroquia para programar este trimestre. Os lo comunicaremos por este medio.

4.- A partir de este número iremos presentando distintas actividades o gestos a realizar en este Año de la Misericordia. Hoy iniciamos con 7 de estos gestos de amor que se nos sugieren:

25 pequeños gestos de amor:

1.- Reconcíliate con aquel familiar o amigo del que estás distanciado. Hazle una llamada; escríbele una carta o mándale un simple Whatsapp. Dile que ya es hora de hablar, de sentarse a charlar, de desenmarañar esos entuertos…

2.- Dile a tus padres, a tus abuelos, a tu mujer o tu marido, a tus hijos… que los quieres. A lo mejor nunca les has dicho a tus padres: gracias. Agradecer todo lo que han hecho por ti en su vida. Sus sacrificios, sus renuncias…

3.- Reza por un difunto. Es la mejor forma de ayudarle. Darle las gracias por su vida y pedirle a Dios que lo tenga cerca de Él lo antes posible.

4.- Visita a un anciano, a una persona sola o a un enfermo. Da igual la excusa. Lo agradecerán seguro. “Pierde el tiempo” con ellos. Abrázalos. Hazles sentir que los quieres.

5.- Juega con tus hijos, o con los hijos del vecino o de un amigo. Y juega a lo que te digan. ¿A muñecas? Pues a muñecas. A fútbol, pues a darle al balón. “¡Pero si tengo 70 años!”. Ponte de portero…

6.- Felicita los cumpleaños de tus familiares y amigos. Esa fecha es muy especial para todos. Si no recibimos llamadas de los más cercanos nos venimos abajo pensando que no somos queridos. Apúntate los cumpleaños de todas las personas que quieras, o bien bájate alguna aplicación en tu móvil. Y llámales o mándales un mensaje por el móvil o un Whatsapp. Con este pequeño gesto ya habrás hecho a una persona feliz…

7.- No juzgues ni critiques. Sí, ya sé que Manolito es un pelmazo, pero no sabes su historia ni por qué se comporta así. Ayúdale; no le critiques. Y pídele al Espíritu Santo que te muestre cómo Dios ama a esta persona y cómo lo comprende. Pídele que te dé el don de amar a Manolito como Dios le ama… Sí, así de ambicioso.

(Continuará)

NAVIDAD

La Navidad (en latínnativitas, ‘nacimiento’) es una de las festividades más importantes del cristianismo. Los angloparlantes utilizan el término Christmas, cuyo significado es ‘misa (mass) de Cristo’. En algunas lenguas germánicas, como el alemán, la fiesta se denomina Weihnachten, que significa ‘noche de bendición’.

Existen diversas teorías sobre el origen del 25 de diciembre como día de la Navidad. La más extendida es que la celebración de esta fiesta el 25 de diciembre se debe a la antigua celebración del nacimiento anual del dios-Sol en el solsticio de invierno (natalisinvictiSolis), adaptada por la Iglesia católica en el tercer siglo d. C. para permitir la conversión de los pueblos paganos. Esta explicación se apoya en que la liturgia de Navidad y los Padres de la época establecen un paralelismo entre el nacimiento de Jesucristo y expresiones bíblicas como «sol de justicia» (Ma 4,2) y «luz del mundo» (Jn 1,4ss.). La tradición oriental, sin embargo,celebra la Navidad el 6 de enero.

En las primeras generaciones de cristianos la fiesta por excelencia era la Pascua, conmemoración de la Resurrección del Señor, y no celebraban su nacimiento. Sin embargo, la difusión de la celebración litúrgica de la Navidad fue rápida. En la segunda mitad delsiglo IV se va extendiendo por todo el mundo cristiano: por el norte de Africa (año 360), por Constantinopla (año 380), por España (año 384) o por Antioquía (año 386). En el siglo V la Navidad es una fiesta casi universal.

La representación del nacimiento de Jesús que  en 1223 organizó San Francisco de Asís  en Greccio (Italia) dará origen a los belenes, que no deben faltar en nuestras casas.

¡ FELIZ Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!

                  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.